sábado, 14 de abril de 2012

Eres como una droga.

¿Sabes? Nunca creí que podría decir esto, pero estoy enamorada de ti.
Hasta la última parte de mi te desea más que ha nada ni a nadie. Eres como una droga, te necesito y no te das cuenta. Echo de menos tus te quieros, tus boberías, las cosas que haces para que me enfade y después reconciliarnos como nadie sabe...  te echo de menos a ti. Y no puedo aguantarlo, me pasaría toda una vida diciendo lo mucho que he llegado a quererte y me faltarían vidas todavía, nadie sabe lo que siento por ti ni aunque se lo imaginen. Aunque haga lo que haga, no sirve para nada, te has ido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario